Pas de deux en un interior.

Siempre me gustaron los «Pas de deux». Este es el concepto que ha  inspirado  esta atípica propuesta.
¿Y en qué consiste?