Pas de deux, segundo acto.

Si en el primer acto, Maria José Puche y Eva Torrecillas de Estudio Gurú estuvieron sublimes en su intervención en nuestro espacio, con un resultado muy personal y bonito en su editorial,  la pareja que os presentamos hoy no esperábamos menos, con todos vosotros  Cristina Navarro y Carlos Jiménez Cenamor.

Cristina Navarro;  es fotógrafa aunque tiene una extensa trayectoria  profesional también en otros ámbitos creativos. Cristina se siente sobre todo fotógrafa, no  por casualidad  su pareja Carlos y mano derecha, la llama cariñosamente «la loca de las fotos» y es que Cristina no sabría vivir sin hacer fotos. Es especialista en sacar la cara buena de las cosas con su ojo clínico y extrae con su objetivo el jugo de los objetos en el  momento oportuno, en el momento mas dulce, consiguiendo instántaneas que no te dejan indiferente. Pero su unión  a Carlos  «Del amor y la Belleza» ha sido un perfecto maridaje.

¿Y quien es Carlos?, es un ser  muy difícil de describir de forma fría y racional, porque Carlos te toca un poquito el corazón cuando conoces su trabajo y ya nunca más lo podrás mirar de forma objetiva. Carlos es un profesional de la belleza, es creador de Belleza y no me refiero a belleza aparente, es algo más profundo, en este momento lo hace a través del  lenguaje del barro, crea piezas de cerámica pero también pueden ser bordados u otros posibles lenguajes que estoy segura seguirá explorando. Carlos me ha contado que tiene un sueño: «Seguir creando belleza, viviendo al lado de un huerto, con unas gallinas y una cabrita» … Carlos es arquitecto…a pesar de todo…. Y digo «a pesar» porque parece que huyese del estereotipo del arquitecto, realmente Carlos es un creador pero no parece preocuparle hacer «obras maestras» lo que Carlos quiere es solamente «crear belleza» y es que no podría crear otra cosa porque él es un «ser bello».

La suma de Carlos y Cristina en este Pas des deux ha sido explosiva, buen rollo a raudales y mucha risa, la complicidad y el cariño se palpa en cada acto.

Mirarlos ha sido  puro divertimento, pues Carlos es un bomba de creatividad y espontaneidad y Cristina sabe captar esa esencia  de la forma mas artística posible. Desde luego fue un perfecto dueto digno de actuar en la Opera de París.

Nos hace felices poder unir en nuestra nave industrial de 1905 talentos artísticos en torno al universo de las artes de decorativas y la fotografía.

Con todos ustedes sin más dilación, Cristina Navarro a la Cámara y Carlos Jiménez Cenamor «Del amor y la belleza» a Escena con piezas de su colección y piezas vintage de nuestro stock.

 

Gracias a ambos por aceptar la propuesta y un cariñoso agradecimiento  también a Carlos Quevedo por venir a enriquecer la escena.

3 Comments
  • Carlos Quevedo Orland

    3 octubre 2020 at 18:39 Responder

    Fue todo un placer. Además de pasarlo muy bien, este tipo de «experimentos» o «propuestas» resultan increíblemente enriquecedoras para todas las partes. Muchas gracias por invitarnos, por tu incansable motivación y por cedernos tu maravilloso espacio. Viva la creatividad, viva Carlos del Amor, Viva Cristina Navarro y viva tú. Hasta la próxima. Un abrazo.

  • Carlos Jiménez

    3 octubre 2020 at 19:00 Responder

    Ay que AMOR ERES¡¡ me has sacado los colores¡¡

  • isabella

    4 octubre 2020 at 11:53 Responder

    Muchisimas gracias Carlos Quevedo por tu comentario y por aceptar la propuesta con la ilusión y alegría que te caracteriza! un abrazo para ambos.

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort